Como ya sabemos la tecnología avanza tan rápido en todos los aspectos que ya hasta los insectos se han vuelto una nueva tecnología de espionaje.
Estos por su tamaño reducido y ligero pasan desapercibidos en cualquier lugar, por lo que no sabremos si es real o no. ¿Te lo imaginas?.

Están categorizados como “drones” poseen localizador, cámara y micrófono, digamos que están preparados para tener prueba de todo lo que ocurra.

Aunque también lo hacen directamente con el insecto, es decir, el microchip lo implantan en la parte superior de él como se muestra en la imagen.

Como el microchip está conectado con su sistema nervioso
el operador puede hacer que el insecto
vuele cuando el quiera, es decir, que lo controla.

Y eso no es todo, no solo localizan delincuentes o terroristas, también cumplen una función como método de rescate, como en los desastres naturales.


¿Qué te parece? Muchos de ellos los asimilan a la totalidad de un insecto, y que parezca como tal uno más de la especie, pero la realidad es otra.
Imagina estar en tu trabajo o en tu casa y ver pasar una abeja o una mosca y pensar que es “normal” pero detrás de eso hay alguien monitoreando e informando al operador lo que haces o dices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *